Ocupación del espacio en la prehistoria

prehistoria-2Los PRIMEROS HABITANTES del valle del río Castaños no nos dejan rastros de su actividad antes del 1.200 a.C. Son unas hachas de bronce y algunos instrumentos de piedra. En ninguno de los yacimientos han aparecido restos humanos aunque, sin duda, debieron existir y de unas formas similares a las nuestras. Estos lugares estarían próximos a las alturas medias para protegerse de los fríos y de las inundaciones de los valles. La zona de El Regato es la más abundante en este tipo de cosas.

Las gentes son pastores que van de unos pastos a otros junto con sus ganados. No tendrían ningún establecimiento fijo ni propiedad privada sino que los rebaños serían de la comunidad. Posteriormente se asentarían en algunos lugares e iniciarían el cultivo de la tierra, lo cual cambiaría bastante su forma de ser y de vivir. Sus tierras de labor estarían un poco más bajas que las zonas de pastoreo y, por tanto, cercanas a los ríos Castaños, Cadagua y Nervión.

Durante la larga EDAD DEL HIERRO (desde el 600 a.C. hasta la romanización) llegaron a estas tierras gentes de más allá de los Pirineos: son los llamados pueblos celtas. Conocen la metalurgia del hierro y se instalarían en nuestra zona porque en ella encuentran abundante mineral y de fácil extracción. Para algunos autores determinados nombres del entorno harían referencia a estas gentes: Nervión, Galindo, Pucheta, Gallarta, Barakaldo (zona de jabalíes), Burtzeña …

Estas gentes vivían en pequeños poblados (los castros) levantados en lugares de fácil defensa y difícil acceso. ¿Es esto una muestra de que la convivencia con quienes ya vivían aquí no fue fácil?. Posiblemente. Las casas ya no serían de madera y techo de paja sino de más consistencia como suelen ser otros poblados conocidos. El más cercano a Barakaldo de origen celta sería el de Malmasín (Arrigorriaga). Esta sería la situación cuando en el s.II a.C. llegan los romanos.

Mitxel Olabuenaga

2 Respuestas

  1. alfredo dice:

    muy escueto todo me parece cuando tenemos nuestras montanas llenas de cromlech y enterramientos tumulares como el de las faldas del eretza de una belleza asmbrosa….

  2. Ezagutu Barakaldo dice:

    Sin duda, amigo Alfredo. El breve articulito responde a unas fichas realizadas para un taller de Historia Local. Espero pode ampliarlas cuando disponga de algún tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *