Los siglos ocultos

tramo-alto-1¿Qué hay desde la caída del poderío romano hasta mediados de la Edad Media?. Poco se puede decir por cuanto el vacío documental es total. Si para el conjunto de Bizkaia las referencias documentales son escasas, para nuestra zona son prácticamente nulas. Habrá que esperar hasta el año 740 para tener alguna noticia y ésta envuelta en la leyenda.

Según esta leyenda en el año 740 los árabes acorralan a los cristianos en las montañas del norte, llegando en su auxilio una flota de escoce­ses a las costas de Cantabria. Parte de ella llega a los arenales de Ses­tao, donde derrota a los pobladores del lugar. Se hacen dueños del territorio, roturan los campos, entierran allí a sus muertos, construyen una ermita… Algunos deciden asentarse, otros continúan ocupando y ganando tierras. Uno de aquellos caba­lleros viene a Soloeta de Gilus, entre Trápaga y Retuerto, en Ugarte y decide quedarse y construir su vivienda. Sería el fundador de los linajes que siglos más tarde edificarían la iglesia de San Vicente que dio nombre al municipio.

Otra referencia “por aproximación” la encontramos en la Crónica de Alfonso III, en alusión a las campañas de Alfonso I de los años 753­-754 para ocupar el vacío de la cuenca del Duero y repoblación de las montañas y costas cantábricas, sin más datos­ sobre quiénes eran estas gentes, cómo vivían, cuántas eran, desde cuándo estaban ahí. Este texto dice que “en ese tiempo se poblaron Asturias, Primorias, Liébana, Trasmiera, Sopuerta, Carranza, Bardulias, que ahora llaman Castilla, y la parte marítima. Galicia, Álava, Vizcaya, Alaón y Orduña siempre habían sido poseídas por sus habitantes, así como Pamplona, Deyo y Berruela…”

Comprobamos en este texto la cita de Sopuerta y Carranza que, como es sabido, no sólo están muy próximas al valle del Castaños sino que pertenecen a un territorio ya organizado desde el siglo VII y en dependencia de los reyes de Asturias y León para, posteriormente (923), pasar a manos del conde de Vizcaya que las adquiere del rey de León a cambio de varios lugares y castillos de la ribera del Arlanza. Nos referimos a las Encartaciones. ¿Perteneció desde entonces nuestro “valle” a la misma zona?. Ciertamente lo hizo en años posteriores y en ellas permaneció hasta 1366 en que fue incorporado al señorío de Vizcaya por Don Tello, señor del mismo.

Mitxel Olabuenaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *