Los “clandestinos” de BARAKALDO

A comienzos del siglo XX el cultivo de la achicoria estaba muy extendido como sustituto del café a causa del menor costo de aquella, conocida popularmente como “el café de los pobres”.

Muchas comarcas españolas vivían de su cultivo y de su comercialización. También contribuía a crear trabajo en las fábricas que se dedicaban a secar la planta, elaborarla y empaquetarla. Trabajo que, en su mayor parte, estaba destinado a mujeres.

En Euskadi, sin embargo, el cultivo de la achicoria no ha sido -que sepamos- uno de los tradicionales. Por esa razón llama un poco más nuestra atención la simpática noticia que hace referencia a la fábrica clandestina que en Barakaldo se dedicaba a la elaboración de Achicoria.

“BARACALDO.
Los carabineros de la comandancia de Bilbao sorprendieron el lunes por la tarde una fábrica de achicoria que funcionaba clandestinamente en el barrio del Regato, en el punto denominado Molino de Aranguren.

La fábrica es propiedad de don Natalio Asensio, quien así como todos los utensilios de fabricación y productos producidos, fueron conducidos a la aduana de Bilbao”

EL NOTICIERO BILBAINO

Miércoles, 22 de mayo de 1907

El característico olor que produce el tueste de la achicoria debía extenderse por todo El Regato cuando existía la fábrica ilegal. ¡Cuánto más agradable que el del sebo!

Goio Bañales

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *