La Población de Barakaldo en el siglo XVIII

La Evolución de la población barakaldesa en este siglo es la siguiente: 1704: 996 habitantes; 1745: 1.636 habitantes; 1768: 1.724 habitantes; 1787: 1.944 habitantes 7 1796: 2.175 habitantes.

Como observamos por los datos expuestos con anterioridad, es un siglo de expansión demográfica. A este aumento de la población ayudó mucho su estratégica situación: al lado de la Ría y del Camino Real que venía de Balmaseda. El aumento del comercio con Francia propició que mucha gente se asentara en Barakaldo ocupándose del trasporte tanto de hierro como de productos venidos de Castilla. Incluso en los años setenta se abrirán dos pequeñas ferrerías en El Regato.

calle_murrieta1928

Trabajadores de comienzos del siglo XX en la calle Murrieta

El aumento de la población (36% a finales de siglo) y las posibilidades de vender el producto en las próximas villas de Bilbao y Portugalete trajo consigo una mayor necesidad de espacio agrícola cultivable. Por eso en este siglo son frecuentes las roturaciones de nuevos terrenos y la desecación de las vegas ocupadas hasta ahora por la marisma. Al mismo tiempo aumenta el número de casas nuevas: 31 edificios entre los que se incluyen dos fanderías, un molino, dos tiraderas, tejeras y casas de encurtimiento.

En el Censo de Floridablanca de 1787 la población baracaldesa se distribuye de la siguiente manera: 195 (19,5%) entre 0-7 años; 176 (17,6%) entre 7-16; 199 (19,9%) entre 16-25; 195 19,5%) entre 25-40; 90 (9%) entre 40-50; 141 (14,1%) de más de 50. Es una población joven (más de la mitad tienen menos de 25 años); el tramo de población activa es importante (30%) y con poco esperanza de vida (los mayores de 50 años representan sólo el 14%).

Mitxel Olabuenaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *