La cooperativa Bide Onera acogerá 60 viviendas de lujo tras su derribo

El proyecto fue presentado a los grupos políticos antes del verano pero hasta la fecha no se ha producido ninguna aprobación o debate oficial en el Ayuntamiento •
El edificio de la cooperativa Bide Onera acogerá alrededor de 60 de viviendas de lujo tras el derribo del actual inmueble y la construcción de uno nuevo que dispondrá de un supermercado en la planta baja y acceso a los garajes por la calle Autonomía. El proyecto que pretende desarrollar la empresa, muy similar al llevado a cabo hace años en el palacete de San Vicente —demolición de inmueble original y construcción de una réplica—, necesita de la aprobación por el pleno municipal de un plan especial. En el caso del edificio fundacional, el viejo inmueble orientado a la plaza, se levantará en su lugar una copia del actual pero con la incorporación de dos plantas superiores retranqueadas. El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barakaldo (PNV) ha asegurado que aprobará el plan si se mantiene la fachada original del edificio, obra del arquitecto Ismael Gorostiza y que tiene más de 90 años. Los nacionalistas afirman que la construcción de viviendas de lujo es la “única solución” para evitar el despido de más de 60 personas que trabajan en el céntrico comercio barakaldés y pasarían a trabajar en el supermercado que se abriría en la planta baja del nuevo inmueble.

Comunicado del equipo de gobierno (PNV)

El Ayuntamiento condiciona el mantenimiento de la fachada de Bide Onera para aprobar el proyecto de viviendas

La iniciativa viene avalada y consensuada con la cooperativa como única solución para mantener más de 60 puestos de trabajo

La fachada del histórico edificio de la cooperativa Bide Onera se mantendrá en pie. El Ayuntamiento ha puesto sobre la mesa el mantenimiento del edificio original de Ismael Gorostiza como condición para aprobar la construcción de viviendas y locales comerciales. El proyecto viene avalado y consensuado por la propia cooperativa y sus trabajadoras y trabajadores, que han encontrado en esta operación la única solución para mantener más de 60 puestos de trabajo.

Bide Onera se ha visto abocada a la venta de su patrimonio para mantener viva la ‘cope’, tal y como se le conoce cariñosamente en la ciudad. Este es actualmente el único salvavidas al que pueden aferrarse para evitar el despido de más de 60 personas, que pasarán a trabajarán en la superficie comercial que se cree tras las obras.

En concreto, el proyecto contempla la creación de viviendas y un supermercado –en el que trabajará la actual plantilla de la cooperativa- que garantice la supervivencia de Bide Onera en la ciudad. Los promotores del proyecto apostaban por la construcción fiel de la fachada original o su mantenimiento. Al conocer el proyecto, el equipo de gobierno realizó una consulta al departamento técnico de Patrimonio Cultural del Gobierno vasco a cerca de sí era o no posible reformar la fachada original manteniendo todas las garantías, evitando así su derribo.

Durante la mañana de ayer, técnicos de este departamento realizaron una visita al edificio y recomendaron el mantenimiento de la fachada original, y esa es la petición que ha realizado el Ayuntamiento de Barakaldo a los promotores de la iniciativa.

“El Ayuntamiento debe apostar por la conservación del Patrimonio Arquitectónico. Se trata de un edificio de 90 años, creado por Ismael Gorostiza. Forma parte de nuestra historia, de nuestro ADN”, ha explicado Jon Andoni Uria, concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Servicios Municipales. “Por eso trabajamos de manera conjunta en la consulta a Gobierno vasco y una vez con sus recomendaciones, hemos solicitado a la promotora que modifique el Plan Especial que ha presentado ante gobierno vasco adaptándolo a la exigencia de mantener la fachada”, ha subrayado.

“Nuestro objetivo es defender el empleo de las más de 60 personas de la cooperativa de Bide Onera y salvaguardar el patrimonio barakaldés”, ha concluido.

Una vez se presente el nuevo documento en el Ayuntamiento habrá que esperar al visto bueno del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco. Posteriormente, el proyecto pasará por Junta de Gobierno Local, se abrirá un periodo de exposición pública y, una vez finalizado, el proyecto se ratificará en el pleno municipal.

Tomado de www.barakaldodigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *