Ferrocarril de la Lutxana-Mining

tramo_regato-_luchana_5La Luchana Mining Company Limited fue una sociedad domiciliada en Londres, de capital íntegramente inglés que, el 9 de Diciembre de 1871, logró la concesión para la explotación de alguna de las minas de hierro sitas en El Regato y en La Arboleda y para la construcción de un ferrocarril minero entre dichas minas y la salida al mar por Luchana. Este ferrocarril no se pudo construir hasta el año 1886, por diversas perturbaciones, entre las que cabe destacar la segunda guerra carlista (1876-­1879).

Era el de la Luchana Mining un ferrocarril de vía única, de un metro de ancho, con carril de 20 kilogramos por metro lineal, apoyado en traviesas de roble del país; estaba dedicado exclusivamente el transporte de mineral de hierro de las numerosas minas que poseía la Compañía, pero especial de la denominada Julianas en el barrio de Baracaldo y de la Paquita en Abanto y Ciérvana.

La línea férrea comenzaba en el cargadero que tenía la Compañía sobre la ría de Bilbao en la margen izquierda, en el barrio de Luchana-Baracaldo, a unos seis kilómetros del centro de Bilbao y otros tantos del puerto exterior. Dicho cargadero, cuya capacidad de carga era de 1800 toneladas fue inaugurado el 13 de Enero de 1887 con una carga de 802 toneladas de mineral de hierro procedente de las minas de la Compañía, en el vapor Bercka; en la misma fecha quedó, así mismo, inaugurada la línea férrea.

El ferrocarril de la Luchana Mining constaba de dos tramos; el de Luchana a El Regato de 6.752 metros y otro de 5.476 metros desde este último punto a la parte alta de la zona minera, más o donde se unen los Ayuntamientos de San Salvador del Valle, Santurce-Ortuella, Abanto y Ciérvana y Galdames, y que recogía los minerales de distintas minas de la Compañía, entre ellas Las Manuelas, nombre con el que se conocía a este tramo de la línea.

En el primer kilómetro saliendo de Luchana, estaba la estación de dicho nombre con sus talle­res, cochera de locomotoras, básculas, etc. Luego venía un paso superior existente aún en la actuali­dad, sobre la carretera de Luchana a Retuerto, junto al antiguo calero de Luchana, al lado de la fabrica Oxinorte. Existió otro puente sobre el fe­rrocarril minero de Orconera, a la altura de Cep­sa, y otro sobre el camino de Landaburu a Cruces, cerca de Sakona. A los 1.687 metros, se iniciaba un empalme con el ferrocarril de la Orconera. Pa­saba, luego, a nivel la carretera de Bilbao a San­tander, para proseguir con un puente sobre el río Castaños y otros varios sobre caminos vecinales, bordeando, a tramos, la actual carretera de Retuer­to a El Regato. En los 3.320 metros había un depósito de minerales llamado Santa Vicenta. Y a los 5.939 metros se encontraban las vías de entrada a la estación de El Regato, con sus edificios para oficinas, almacén, depósitos de mineral, pabellón de locomotoras, etc.

Era una fábrica importante; de todos los hornos de calcinación que funcionaban en Bilbao, el mayor y más lujosamente construido, fue el de la Luchana Mining Company, en marcha desde 1891. Tenía un volumen interior de 150 m3 y estaba construido del mismo modo y forrado completamente de chapa, como si fuera un horno alto, con plaza y boquillas fundidas; costando, según dicen, más de 100.000 ptas2.

Fue un ferrocarril popular en los barrios por los que atravesaba; especialmente en Luchana, cuyos vecinos sentían como si fuera de casa la fa­mosa máquina pochí, a la que hasta dedicaron una pequeña estrofa jotera:

«De beber agua en barril
ya me duelen los….

De beber agua en barril
y de subir al Regato
en la máquina Pochí”

 

Al cabo de 40 años escasos, la empresa lan­guideció al compás del mineral de sus minas, y el 29 de Noviembre de 1926, la Compañía, anunciaba la definitiva paralización del ferrocarril, que, a los seis meses, fue vendido a los propietarios de la mina Elvira, únicos con quien tenía un contrato de transporte de mineral en vigor, ajeno a Lucha­na. Los motivos que se alegaron para el cierre fueron las “circunstancias­ del negocio», quizá la pro­longada huelga general  del año 26 en Inglaterra, su principal mercado, el agotamiento o baja rentabilidad de sus minas.

La Sociedad Altos Hornos de Vizcaya, para afianzar más su desarrollo, asegurándose al propio tiempo el abastecimiento de sus primeras ma­terias, mediante escritura pública de 6 de Julio de 1927, adquirió el ferrocarril, fincas, terrenos y minas de la compañía inglesa Luchana Mining, en la cantidad de 325.000 libras esterlinas, que fueron satisfechas al contado en el acto de la firma de la escritura. Tal adquisición tenía especialísimo interés para Altos Hornos, porque permitía dispo­ner de más de quince millones de toneladas de caliza de la que hacía un consumo anual de ciento ochenta mil tonela­das.

La vía se levantó y, aprovechando gran parte de esos terrenos, sobre todo los del cargadero y de la estación de Luchana y anexos, se instaló la Sefanitro. El cargadero de mineral de la Luchana Mining, muy modificado y reformado, sirvió y sirve para la carga y descarga de materiales de esta nueva Sociedad.

Tomado de “Lutxana”

3 Respuestas

  1. f.cordon dice:

    Todo esto es para verlo
    como yo, lo he visto eramuy bonito

  1. 07/10/2010

    […] A partir de este punto, el recorrido transita por el antiguo trazado del tren minero de la Lutxana Mining Company. Pantano de […]

  2. 18/03/2011

    […] dan acceso a un bidegorri que, siguiendo el antiguo trazado del tren minero de la empresa Luchana Mining, unirá el barrio de Bengolea (en el que ya te encuentras) con El Regato (a donde quieres llegar). […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *