El pez espinoso del Río Castaños

gasterosteus_18x24 El río Castaños nace a 750 metros de altitud en la ladera norte del monte Eretza (880 m) en el término municipal de Güeñes. El primer tramo, que discurre hasta el término de Castaños, a 300 metros sobre el nivel del mar, y que se adentra hasta el municipio de Galdames, es conocido como arroyo Agirtza y discurre por un barranco entre plantaciones de coníferas y formaciones de brezales-argomales-helechales, que se desarrollan en un ambiente húmedo, sombrío y templado favorecido por su orientación, cobertura arbórea y proximidad al mar. Los suelos son ácidos y de textura arenosa, generados a partir de substratos de areniscas cretácicas y, al salvar un fuerte desnivel, propician la aparición de pequeñas cascadas.

La vegetación ribereña está bastante alterada debido a plantaciones de coníferas y la apertura de pistas pero es posible encontrar algunos alisos, robles pedunculados, avellanos, sauces y falsas acacias.

El río Castaños continúa su curso por el barrio de El Regato, ya en el término municipal de Barakaldo, después de cruzar un primer embalse, el de Etxebarria, y recibir las aguas del arroyo de Loyola, que también está represado en sus inicios, cerca del Centro de Interpretación Ambiental Peñas Negras. A partir de este punto, el río y sus márgenes son usados como zona de esparcimiento por mucha gente de Barakaldo y localidades cercanas. Las aguas se detienen en otro gran embalse y por su margen izquierda discurre una carretera, mientras que por la derecha hay un bonito paseo peatonal hasta llegar al barrio de Gorostiza.

En este tramo del río, a la altura del barrio de Gorostiza, vive el pez espinoso (Gasterosteus aculeatus), que está catalogado por el Gobierno Vasco como “Vulnerable”. Dentro de la Comunidad autónoma Vasca, este pequeño, bello y raro pez sólo vive en los ríos Udondo y Gobelas, que desembocan en la vega de Lamiako (Leioa) y en la bahía de Txingudi en Guipúzcoa, además de en el río Castaños donde llega hasta el barrio de Retuerto a pesar de la contaminación que sufre el río en ese punto. Este pez, de entre 5 y 8 cm, soporta bien un cierto grado de salinidad en el agua. El pez espinoso es muy peculiar porque posee tres espinas, que en realidad son los radios de las aletas, con la facultad de que son eréctiles a voluntad del pez, y con las que disuade a predadores mayores que él que se dañarían al intentar ingerirlo. Pero, además, en periodo de celo que transcurre entre marzo y junio, el macho combina el color azul predominante en su cuerpo con el rojo en cabeza y zonas ventrales y el verde de sus enormes ojos. Su comportamiento nupcial es muy complejo porque construye un nido con palitos y una secreción especial y baila una danza delante de su nido para atraer a la hembra y que ella realice en el nido su puesta.

Por todo esto, es necesario que el río Castaños sea conservado y se mejore su calidad ambiental, porque su tramo final al ser muy concurrido por la población se encuentra bastante sucio y alterado. De todas formas, todavía existen en la zona diversas especies de fauna y flora como árboles: sauces, alisos, robles, saúcos, chopos, acacias, avellanos, falsos plátanos; aves: martín pescador, lúgano, rascón europeo, mirlos, petirrojos, chochines, gallineta común o polla de agua; anfibios: rana común, sapo común; mamíferos: rata de agua; peces: carpas, carpines, truchas, black-bass, bermejuelas,… además de una gran variedad de insectos como mariposas y libélulas. Este conjunto produce una gran mezcla de especies autóctonas con otras exóticas.

Izate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *