Dos ilustres barakaldeses

 burtxenaARANGUREN Y SOBRADO, Francisco de.-Natural de Baracaldo (1739-1808), abogado, consultor del Señorío de Vizcaya, alcalde del Crimen, honorario de Valladolid, llegó a ser una de las figuras más importantes de Vizcaya durante la mitad del siglo XVIII y comienzos del XIX. Cuéntase que por esta causa, por ser dado al tráfico mercantil y por sus muchas ocu­paciones y encargos profesionales, aumentó considerablemente su fortuna, lo que no le perdonó la maledicencia aplicándole su diente ponzoñoso. Aparte de las luchas que tuvo que sostener por su importante cargo oficial contra los ataques que el Poder Central dirigía incesantemente a Vizcaya, acometió con una empresa superior a sus fuerzas que, sin ser menguadas, no respondían victoriosamente a las de su enemigo. Fue ésta la de refutar la obra que con el título de Noticias Históricas de las Tres Provincias Bascongadas y contra sus glo­rias y libertades tuvo encargo de escribir y publicar con intención tan maligna como gran reposo y provisión de abundantes y curiosos datos el canónigo Llorente, y a la que, después de publicar Aranguren el primer tomo de la suya refutándola, no le fue permitido por la censura dar a luz el segundo, permaneciendo por lo tanto inédito hasta nuestros días.

No fue Aranguren hombre de sobresaliente talla, pero tampoco de condiciones tan flojas como para no ser muy apreciadas. Era inteligente, sagaz, conocedor del mundo y muy versado en leyes y asuntos forales, lo que le colocaba por encima de la mayor parte de los hombres de su época. Por esto fue por lo que le solicitaron mucho los maquinadores del proyecto de apertura y construcción del Puerto Libre de la Paz, en Abando, cuyo nervio principal era el célebre escribano de Dima, D. Simón Bernardo de Zamácola, para atraerlo a su mandamiento y para que fuese uno de los más demoledores arietes de los intereses de la Villa de Bilbao y de su ilustre Consulado. Ya en las Juntas Generales celebradas en Guernica en 1801 fue propuesto para completar el número de los cuatro encargados de proseguir a toda costa este proyecto, y aceptado por él, consagró todas sus fuerzas, que no eran flojas, a la política de Zamácola, siendo los dos sus directores principales y dejando a la zaga a sus dos compañeros de comisión, D. José Joaquín de Loyzaga y D. José Agustín Ibáñez de la Rentería. Juntos trabajaron con sin igual ahínco, tanto en Madrid como en Vizcaya, para lograr sus fines; juntos combatieron las grandes oposiciones que se presentaban al proyecto; y fueron tan iguales sus pareceres y propósitos, que en los años de 1800 a 1806 nunca se separaron de ellos, hasta que desbaratados y entorpecidos, y perdida la influencia que alcanzaron en la Corte, ya por el movimiento popular, pro­ducto de sus trabajos, que estalló en Bilbao en agosto de 1804, conocido con el nombre de la Zamacolada, ya por la sensatez, cordura y patriotismo de los bueno hijos y amigos de Bilbao que se opusieron tenaz y duramente a sus exageradas pretensiones, sucumbieron estrepitosa y fatalmente.

Aranguren, que por éstos y otros motivos sufrió muchos desaires y sin­sabores, que presenció la locura de su compañero Zamácola trasladado desde Madrid a su casa de Dima, donde murió en 1809; que se encontró solo y des­prestigiado y perdidas sus influencias dentro del país, falleció un año antes en la Corte, o sea el 7 de julio de 1808, precisamente pocos días después de haber renunciado al cargo de diputado del Señorío al Congreso de Bayona, que se le ofreció con insistencia. Publicó en 1807 el primer tomo de la De­mostración del Sentido verdadero de las autoridades de que se vale el doctor D. Juan Antonio Llorente en el tomo 1.0 de las Noticias Históricas de las Tres Provincias Vas­congadas y de lo que en verdad resulta de los historiadores que cita con respecto solamente al M. N. y M. L. Señorío de Vizcaya, no habiendo podido imprimir el segundo tomo por habérselo prohibido la Censura. Consérvanse, sin embargo, en poder de bibliófilos bilbaínos, algunas pocas copias de él, todavía inédito, que forma un tomo en 4.0, de 500 páginas aproximadamente.

Este vol. 2.° se halla en el Archivo de la Diputación de Vizcaya.

COSCOJALES, Fray Martín de.-Natural de Baracaldo (1531), agus­tino en el convento de Bilbao, fundado en 1516 e incendiado por los milicia­nos nacionales de la 6.a Compañía de la misma Villa, después de haber caído en poder de los carlistas, que la asediaban y bombardeaban (28 de octubre de 1836). Escribió algunos cuadernos de antigüedades y acontecimientos de Vizcaya, de los cuales se han publicado datos pero no historia, porque creo que su autor nunca llegó a formarla, ni que haya nadie que la haya visto completa. Escribió también por el mismo tiempo (1595) un tomo de 66 pá­ginas en folio, titulado Razón de los Patronatos del M. N. y M. L. Señorío de Bizcaya con expresión de los que son diviseros, y Realengos y su producto.

Poseo dos ejemplares manuscritos de la misma obra, no conteniendo el que se titula Razón de los Patronatos y Beneficios de Bizcaya escrito por el P. Fray Martín de Coscojales, religioso agustino en el Convento de San Agustín de la Villa de Bilbao hacia el año de 1600, los capítulos titulados De las iglesias de las Villas de Bizcaya y de sus Patronazgos y Ministros. De las anteiglesias de las Encartaciones de Bizcaya (mal dicho, porque los pueblos de las Encartaciones no son anteiglesias sino concejos) y De las anteiglesias de la Merindad de Durango, de sus patronos y ministros, que contiene el otro ejemplar.

Fray Martín de Coscojales, fue bautizado el año 1542 en la ermita de San Antolín de Iráuregui, Alonsótegui (Baracaldo) e ingresó en el Colegio de San Pedro y San Pablo de la Universidad de Salamanca, en donde tomó el hábito de San Agustín el año 1563. Fue prior en varios conventos de dicha Orden: San Agustín de Bilbao, Badaya y Talavera de la Reina, y procurador general en Madrid. En documentos que existen en el Archivo del Corregimiento del Se­ñorío de Vizcaya se conserva un expediente que confirma lo expuesto: es un pleito que sostuvo fray Martín de Coscojales en unión de su sobrino Antón Pérez Recalde Coscojales, con el prior del Monasterio de S. Agustín de Bilbao, (año 1591), y por las declaraciones de los testigos sabemos que fue ejecutor del testamento de Antón Pérez de Coscojales, su hermano, y que tenía licencia del Nuncio de S. S. para ejercer dicho oficio, y entre otras cosas, se dice: «es­taban por cumplirse dos mandas pías muy principales que mandó el dicho Antón Pérez, que son el edificio de la iglesia bautismal y ospital del lugar de Irauregui, y aunque en el Edificio de la dha yglesia se ha puesto mucha cantidad de dineros, aun resta de azer el coro y campanario y acabar y ponerle en perfeción, y el dho ospital aun está por comenzar, las quales dchas obras son pías y necesarias…», y se añade, «que es tutor y curador testamentario de las personas y bienes del dho Antón Pérez de Recalde y Coscojales, de Elvira Ximenez y Agustin de Cos­cojales, sus hermanos… y que los bienes pertenecientes al dho Anton Perez de Recalde y Coscojales son del valor de mas de 80.000 ducados por tener como tiene e posee tres mayorazgos muy principales que son de Coscojales, Recalde y Ugarte…»

En nuestros trabajos de investigación en el Archivo de la Catedral de Santo Domingo de la Calzada, en donde existe abundante documentación en relación con la historia eclesiástica del Señorío de Vizcaya, recogida casi la mayor parte y que espero dar a la publicidad hay un expediente del año 1632 que tiene relación con esta familia Coscojales. Se trata de la posesión de la Capellanía de San Antolín de Irauregui, que está en la anteiglesia de Baracaldo, y que fundó Antón Pérez de Coscojales, vecino de la villa de Portugalete, ya difunto, vacante por fallecimiento de D. Juan de Artadi, clérigo, vecino que fue de la villa de Portugalete, la que solicitó D. Pedro de Gordóbil, clérigo de Primera Ton- sura, natural y vecino de la villa de Durango, fue presentado por «el señor Martín Pérez de Coscojales, regidor del Señorío de Vizcaya, como administrador de los bienes y mayorazgo y patronazgo que tocan y pertenecen a D. Gregorio de Recalde y Coscojales. Su hermano, Caballero de la Orden de Santiago, que, al presente está ausente de este Señorío en servicio de S. M. en su Real Armada».

Juan E. Delmas

3 Respuestas

  1. Izaskun Abadia dice:

    Hola!
    En mi árbol genealógico aparece Catalina Coscojales Estradilla, casada en Durango en 1660, e hija de Gregorio Coscojales y Catalina Estradilla. Me pregunto si tienes alguna información sobre quién fue este Gregorio Coscojales y si tiene alguna relación con ese Gregorio Recalde y Coscojales que mencionas en el artículo.

  2. Pablo Hernandez dice:

    Hola,
    A pasado mucho tiempo desde el comentario de Izaskun Abadia, pero bueno tal vez pase de nuevo por aqui, le comunico que compartimos la misma rama del arbol genealogico, si desea puedo darle algun otro dato sobre lo que desea saber.Muy interesante este espacio. Saludos.

  3. LACURRRA LOYZAGA dice:

    DON JOSE JOAQUIN DE LOYZAGA PADRE DE TIMOTEO DE LOYZAGA Y LANDA, FUE AL MISMO TIEMPO ABUELO Y BISABUELO DE MI PADRE, UN LIO PADRE
    , NUNCA MEJOR DICHO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *