Barakaldo: Arte Religioso

Iglesia de San RoqueLa iglesia Parroquial de San Vicente se encuentra documentada en el año 1322, aunque los vestigios más antiguos que conserva son de mediados del XV y su estructura básica se remonta ya a la primera mitad del XVII. En general nos encontramos con un templo de nave única y planta rectangular, torre a los pies, cabecera rectangular, pórtico en sus muros oeste y parte del sur, sillería y cubierta a dos aguas. Al exterior se presenta muy austera y únicamente destacan los estribos esquinales, la línea de vanos de medio punto abocinados y la torre-campanario con dos zonas bien definidas, la parte baja, bajomedieval, y el desarrollo en altura, posterior, y culminado con cúpula, chapitel y cruz. El acceso es arco de medio punto y lateralizado bajo el pórtico de mediodía, aunque posee otro a la capilla bautismal, bajo la torre, en arco gótico apuntado y adovelado sobre ménsulas, que se adosa al pórtico distinguido por pies derechos de madera y pilastras esquineras en piedra, cubierto a una vertiente y de cronología moderna. El resto de elementos destacables se encuentra en un interior articulado en cuatro tramos divididos por arcos fajones de medio punto sobre pilastras cruciformes toscanas y abovedados en terceletes. Se consolida con estribos que forman capillas laterales uniendo estos con arcos formeros de medio punto, al igual que el triunfal que da paso a la cabecera.
Alberga retablo mayor fechado en la década de los ochenta del siglo XIX y de claro aire clasicista con elementos como columnas corintias, arquerías de medio punto, hojas de palma, etc. Tiene imágenes de: San Antonio de Padua y San Vicente, neoclásicas, San José, actual y un Calvario barroco. En una capilla de los pies dedicada a La Dolorosa se encuentra en una hornacina una imagen de ésta con un Cristo a los pies de estilo neoclásico.
En el barrio de El Regato se encuentra la Iglesia de San Roque construida muy próxima a la ermita de la misma advocación que ya existiera en este barrio desde el siglo XVII. Además tenemos otros tres templos religiosos. La Iglesia de San José es una construcción de 1940 y obra de Ricardo Bastida, que tomo su patronato del proyecto fallido que Casto Zavala pretendía edificar a finales del siglo XIX en el barrio de Desierto. Tiene tres naves, ábside circular y torre a los pies que hace de pórtico en su parte baja. En su interior los arcos apuntados articulan tramos y naves, salvo las capillas laterales de los muros que se resuelven en medio punto. Se utiliza ladrillo en parte de su estructura y destaca el mural de la cabecera con la vida de San José y de cadencia renacentista.
El Sagrado Corazón de Jesús, en Retuerto, está situada sobre el emplazamiento de una antigua ermita dedicada a San Ignacio de Loyola y fue construida en los años cuarenta del siglo XX. De única nave y capillas laterales, tiene adosada al ábside poligonal una alta torre sobre la que se yergue la gran imagen del Sagrado Corazón. Toda su decoración sigue un planteamiento clasicista y cuenta con murales en algunos tramos de la cubierta y capillas laterales, cuadros de San Pedro, San Pablo, San José y la Virgen en la cabecera, bajo la que se encuentra la capilla de la familia Garay Sesumaga (comitente del edificio), un retablo mayor de cemento de escaso valor con talla del Sagrado Corazón y también tallas de San Ignacio de Loyola, San Isidro Labrador y San Antonio. Por último el Sagrado Corazón de María, en Burceña, vuelve a repetir patrones clasicistas en su construcción interior y exterior, aunque participa también de repertorio barroco, sobre todo en su torre de estilo herreriano.
De las ermitas hablaremos de las cinco que aún quedan en pie, aunque las desaparecidas son más que las que han sobrevivido. Santa Águeda está relativamente apartada del núcleo urbano y su documentación más antigua data de fines del siglo XVI, época de la que conserva aún gran parte de su estructura de estilo renacentista, mientras que su cubierta, de lunetos, la espadaña y la sacristía son del XVIII y el pórtico del XIX. Podemos hablar de iglesia dadas sus dimensiones y sus características esenciales son: planta alargada de una nave en cuatro tramos, cabecera recta, mampostería exceptuando vanos y esquinas, sacristía adosada al testero, espadaña a los pies y pórtico en el muro norte. Todos los arcos (fajones, formeros, vanos, etc.) se articulan en medio punto, salvo un vano conopial de los denominados de asiento en el coro. En cuanto a mobiliario presenta un retablo mayor de estilo rococó, con un piso, tres calles y ático, que alberga imagen de la patrona, Cristo, en el ático, del siglo XVII y Santa Ana, Virgen con el Niño y Santiago Matamoros, todas ellas romanistas. Posee tres tallas de gran interés: un Cristo neoclásico de madera policromada, también de madera Santa Quiteria de finales del gótico, y como elemento clave una pieza en alabastro de Santa Margarita, posiblemente de fines del XV y de factura francesa, única en la provincia.
La Ermita de Nuestra Señora de la Natividad, en Burceña, es lo único que queda en pie de un antiguo convento de mercedarios, y de nuevo nos encontramos con un templo de amplias dimensiones, nave única en cuatro tramos y cabecera recta. Es de mampostería, salvo la fachada principal, con estuco al interior imitando sillería, la cubren bóvedas de cañón rebajado y todos sus vanos son de medio punto salvo un óculo a los pies sobre el coro. Dos son los elementos importantes del templo, ambos muy clasicistas: la fachada que alberga acceso en medio punto, pilastras cajeadas, hornacina, entablamento y espadaña con pináculos de bola; y la pequeña capilla sepulcral de la familia Llanos, en la que aparece su escudo de armas sobre arcada ciega de medio punto, frontón y pináculos, siguiendo la estética del frente exterior. El conjunto se podría datar en el siglo XVII. En arte mueble su retablo mayor, barroco, con columnas salomónicas, decoración vegetal de viñas, banco, tres calles, ático y sobrecalles, contiene un San José, San Antonio, Cristo y Padre Eterno, todos barrocos y en un lateral una copia de un Murillo del siglo XVIII.
San Martín es un pequeño edificio rectangular adaptado al desnivel del terreno con acceso en medio punto y escaleras. A dos aguas y mampostería tiene a sus lados pequeños estribos más decorativos que arquitectónicos dado su pequeño tamaño. Santa Quiteria, construida en 1914, de planta rectangular y mampostería y poco interés arquitectónico completa las ermitas. Queda sólo hablar brevemente del Cementerio de San Vicente, construido a finales del siglo XIX por Casto de Zavala.
________________________________________
Bibliografía
ARREGI AZPEITIA, G.: Ermitas de Bizkaia. Vol. II, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1987, 524 pp.
BARRIO LOZA, J. A.(dir.): Bizkaia: Arqueología, urbanismo y arquitectura histórica. Vol. III. Bilbao y su entorno. Las Encartaciones, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1989.
IBÁÑEZ GÓMEZ, M.: Monografías de pueblos de Bizkaia. Barakaldo, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1994, 298 pp.
IBARRA Y BERGE, J.: Catalogo de Monumentos de Vizcaya, Bilbao, Junta de Cultura Vasca, 1958, 2 v.
VV.AA.: Kioscos de Música de Bizkaia, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1994, 72 pp.
VV.AA.: Fuentes públicas de Bizkaia, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1990, 124 pp.
VV.AA.: Presas de Bizkaia, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1990, 115 pp.
ZABALA URIARTE, A. (dir.): Monumentos de Bizkaia. Vol. IV. Encartaciones-Bilbao, Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, 1987, 304 pp.
MCG 2003

1 respuesta

  1. Mikel Otxoa Eizagirre dice:

    Supongo que el error proviene de alguna de las fuentes bibliográficas que se mencionan, pero la iglesia nueva (actual) de Retuerto no se construyó sobre el emplazamiento de la antigua, sino unos 100 m. más abajo y al otro lado del puente del ferrocarril de la Orconera.
    Así se lo he hecho saber también a la editorial Auñamendi y lo están comprobando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *