Alonsotegui

300px-Alonsotegi_(ca._1900)

El nuevo municipio de Alonsotegi inicia su andadura el día 1 de enero de 1991, después de una larga gestación que culminó en tres actos importantes, prefijados en la Normal Foral 2/87 de 11 de febre­ro, reguladora de las Demarcaciones Municipales de Bizkaia. Estos fueron los actos:

1)      Aprobación de la desanexión por el Pleno del Ayuntamiento de Barakaldo en sesión extraordinaria, celebrada el día 21 de diciem­bre de 1989, sancionada por unanimidad de los 27 miembros del Consistorio.

2)      Referéndum celebrado el día 22 de abril de 1990 entre los veci­nos que iban a formar el nuevo municipio, con un resultado de 1.114 votos afirmativos, 426 negativos, 871 abstenciones, 37 votos en blanco y 26 votos nulos.

3)      Aprobación, también por unanimidad, en las Juntas Generales de Bizkaia, en sesión plenaria celebrada en Gernika el día 20 de noviembre de 1990.

Este nuevo municipio de Alonsotegi se ha formado por la unión de dos territorios, separados por el río Kadagua, la antigua anteiglesia de Alonsotegi y el barrio de Irauregi que, hasta el 31 de diciembre de 1990, siempre perteneció a Barakaldo.

ORIGEN Y SITUACIÓN. No se encuentra el topónimo Alonsotegi en ningún documento anterior al año 1300, pero sí se conocían los de Percheta y Azordoiaga, que son citados en la carta puebla de la fundación de Bilbao por don Diego López de Haro V “el Intruso”, fechada el 15 de junio de 1300.

RESUMEN HISTÓRICO. En cuatro grandes períodos podemos dividir la historia de Alonsotegi:

1)      Como parte integrante del municipio de Arri­gorriaga hasta finales del siglo XV o comien­zos del XVI.

2)      Como anteiglesia independiente desde el si­glo XVI hasta el 13 de noviembre de 1888.

3)      Anexionado al municipio de Barakaldo desde el 13 de noviembre de 1888 al 31 de diciem­bre de 1990.

Nueva etapa, iniciada el 1 de enero de 1991, constituyendo un nuevo y distinto municipio en unión con el barrio de Irauregi, vieja aspiración que por fin cristalizó, haciéndose realidad.

SIGLO XV. Es muy poco lo que sabemos de este siglo. Sí podemos afirmar con toda certeza que fue construida la iglesia de San Antolín por los abuelos paternos de fray Martín de Coscoja- les, de quien se hará mención más adelante. Es, sin duda, el edificio más antiguo del municipio y, a lo largo de sus cinco siglos de existencia, ha recibido importantes reparaciones que le han dado el aspecto actual con que le conocemos.

Durante este siglo la antigua anteiglesia de Alonsotgi perteneció a Arrigorriaga.

No está plenamente confirmado que fuese a finales de este siglo cuando se construyó, en la hoy plaza del Dr. Madinabeitia, una pequeña y sencilla iglesia dedicada al apóstol San Bartolomé que daría origen a la separación de la anteiglesia de Arrigorriaga.

SIGLO XVI. Fue en este siglo cuando de verdad se inició la sepa­ración de Alonsotegi del municipio de Arrigorriaga.

El hecho más significativo fue la construcción de la referida iglesia parroquial de San Bartolomé, donde, según costumbre foral de las anteiglesias del señorío, se reunían los vecinos, después de la misa dominical para tratar y deliberar sobre los asuntos de interés común de la república. Juan Ramón de lturriza y Zabala, en su “Historia General de Vizcaya”, dice muy acertadamente que “Alonsotegi se desmembró de su antigua matriz, Santa María Magdalena de Arrigo­rriaga, por causa de la lejanía considerable de legua y media de camino fragoso” que separaba a ambas localidades.

Nacen en este siglo dos hombres ilustres cuyos escritos son cita­dos en numerosas ocasiones por los historiadores lturriza y Labayru: fray Martín de Coscojales y fray Miguel de Alonsotegi.

SIGLO XVII. El 24 de octubre de 1647 se firmó una “Escritura de Concordia” entre las anteiglesias de Alonsotegi y Arrigorriaga para determinar el “modo y forma en que han de gozar y usufructuar en lo sucesivo los montes que están desde lo alto de Muniaran, el aprove­chamiento de pastos y herbajes y el gobierno político y peculiar que cada una de ellas han de observar, con otras cosas que resultan de dicha escritura”.

En la referida “Escritura de Concordia” se especifican las siguien­tes transacciones:

1)      Los vecinos de Arrigorriaga podrán retirar 950 cargas de carbón montazgo de estos lugares: 600 cargas del arbolar, jaral y bortal de entre el collado de Erkasti y sel de Beogorta y sel de Artiba y pieza de Artibazarra y el Egurbide de San Miguel de Basauri que se llama Artibaondo; y las otras 350 cargas de entre los seles de

 

Garrastachu de arriba y Garrastachu de abajo y la peña Royach y sel de Piripando.

2)      Los pesos y la alhóndiga de Arrigorriaga quedarán para ellos, debiendo los de Alonsotegi tener los suyos propios sin dependencia ni parte de los vecinos de Arrigorriaga.

3)      Alonsotegi tendrá derecho a las tres cuartas partes de los pastos desde Muniarán a las cumbres jurisdiccionales de La Quadra y Okendo.

4)      El Fiel de Arrigorriaga podrá hacer una vez al año la visi­ta de jurisdicción, pesos, alhóndiga, tabernas y molinos.

5)      Los vecinos de Alonsotegi pagarán una cuarta parte de los gastos generales del señorío, correspondientes a Arrigorriaga, después de quitar un tercio que pagarán los de Basaun.

6)      Los caminos públicos los repararán cada uno por su parte.

Firmaron la “Escritura de Concordia” por Arrigorriaga, Francisco de Escalante y Pedro Ruiz de la Torre, y por Alon­sotegi, como Sebastián de Azua no sabía firmar, lo hicieron dos testigos: Damián de Echauri y el licenciado Juan de Zal­bidea.

SIGLO XVIII. Dos importantes documentos hacen referencia a otros tantos notables hechos ocurridos en este siglo en la anteiglesia de Alonsotegi: el testamento de don José de Zabala y Miranda, fir­mado en Madrid el día 21 de junio de 1763, y una nueva “Escritura de Concordia” entre la villa de Bilbao y las anteiglesias de Alonsote­gi y Arrigorriaga sobre el “Reconocimiento del sitio de la nueva neve­ra, construida por la villa en el monte Ganekogorta” y que se firmó en la anteiglesia de San Vicente de Abando el 7 de agosto de 1777.

En el testamento de don José de Zabala y Miranda constan las mandas que estableció para que se construyera una casa, cerca de la iglesia, con destino a vivienda de sacerdote y escuela de primeras letras para los niños de la localidad, privilegio éste que por aquel entonces no tuvieron incluso pueblos muy importantes del territorio histórico de Bizkaia.

Con respecto al “Reconocimiento del sitio de la nueva nevera, construída por la villa de Bilbao en el monte Ganekogorta”, se toma­ron los siguientes acuerdos:

1)      La nueva nevera está construida en terreno de la anteiglesia de Alonsotegi y la de Arrigorriaga podrá sacar tres cargas de nieve, por medio animal, pagando a la de Alonsotegi 30 reales de vellón por cada año que haga uso de ella.

2)      Los herbajes se regirán por lo acordado en la “Carta de Concor­dia” de 1647, debiendo avisar los de Arrigorriaga si los arriendan a otro tercero.

3)      Arrigorriaga cobrará los derechos por cada piedra de molino que haya en Alonsotegi para los gastos generales del señorío.

4)      Arrigorriaga no pedirá ninguna otra cantidad a la anteiglesia de Alonsotegi para los gastos generales, ni Alonsotegi a la de Arrigorriaga por la cuarta parte de los herbajes arrendados a terceros.

Un año más tarde, el 15 de noviembre de 1778, en la anteiglesia de Alonsotegi se acordó que la villa de Bilbao debería pagar 110 reales de vellón por cada año que hicie­se uso de la nevera sita en Ganekogorta.

SIGLO XIX. En este siglo es muy destacable el impacto negativo que la última Guerra Carlista produjo en las arcas de la anteiglesia de Alonsotegi, lo cual fue la principal causa que condujo a sus vecinos a pedir su anexión a la anteiglesia de Barakaldo.

Un estadillo de 1878 refleja  a la perfección la carga económica que recayó sobre la anteiglesia de Alonsotegi por suministros hechos al Ejército Carlista: “Estado que demuestra el número de raciones que ha suministrado la anteiglesia de Alonsotegi al Ejército Carlista durante la última guerra, según consta en los comprobantes que obran en la Secretaría de este Ayunta­miento”.

Este parte está fechado el 24 de noviembre de 1878; lleva la firma de Manuel de Zabala y un sello que dice “Alcaldía de Alonsotegi”.

Si tenemos en cuenta que diez años más tarde, al anexionarse a Barakaldo, el Secretario, José de Zabala, certifica que la anteiglesia de Alonsotegi la componían 61 vecinos, es decir, poco más de 300 habitantes, podemos apreciar el peso de la carga económica que, sin quererlo, recayó sobre dicha anteiglesia.

Para hacer frente a estos suministros y otras prestaciones perso­nales, carruajes, caballerías, etc., la anteiglesia pidió créditos que ascendieron a un monto de 192.514 reales. Cuando los acreedores comenzaron a reclamar los capitales prestados más los intereses convenidos, Alonsotegi reconocía públicamente la deuda pero no veía la forma de hacer frente a la misma. Entonces surgió la idea de anexionarse, primero a Bilbao y después a Barakaldo, prevaleciendo esta última, cuyo trámite dio fin el 13 de noviem­bre de 1888.

En la última década de este siglo se iniciaron las obras del ferrocarril Bilbao-Santander cuyo trazado suponía once pasos a nivel, desde Percheta a Zaramillo, sobre el viejo camino que, pasando por lrauregi, unió desde tiempo inmemorial las villas de Bilbao y Balmaseda. Se modificó el trazado del camino en algunos puntos concretos, consiguiéndose así que los pasos a nivel quedasen reducidos de once a cuatro. Muchos han cono­cido ese camino cuando tenía continuación desde Ulanki hasta Zaramillo.

En el libro de actas del Ayuntamiento de Barakaldo, donde se recoge la reunión celebrada por la Permanente el día 20 de octubre de 1893, se dice textualmente: “Accediendo a lo solici­tado por el Gerente de la S.A., Alambres del Cadagua en su escrito del catorce del actual, se acordó autorizarle para desviar un trozo de unos cien metros del antiguo camino vecinal de Bil­bao a Balmaseda frente a la fábrica de Aldanondo, con sujeción a las condiciones siguientes: 1º Que antes de obstruir el cami­no antiguo, habilite el nuevo, siendo la anchura de éste cuando menos igual a la de aquél y 2° Que como el nuevo camino ha de aproximarse al río Cadagua, construya también la Compa­ñía los muros necesarios de contención de tierras a juicio del Ayuntamiento”.

SIGLO XIX. Durante este siglo y hasta el 31 de diciembre de 1990 Alonsotegi ha pertenecido, a todos los efectos, al municipio de Barakaldo. Demográficamente hemos pasado de los 61 vecinos, es decir, unos 320 habitantes que tenía la antigua anteiglesia cuando se anexionó a Barakaldo, a los 3.058 que, junto con Irauregi, tiene hoy el nuevo municipio.

La primera obra importante que el Ayuntamiento de Barakaldo realizó en Alonsotegi fue el edificio de las escuelas, frente a la hoy Plaza del Dr. Medinabeitia, con un presupuesto de 25.830 pts. Y 87 céntimos, inaugurado en el año 1903.

El 20 de agosto de 1904 se inauguró la nueva parroquia de San Bartolomé, que salió con un presupuesto de 25.830 pesetas con 89 céntimos y se terminó con un costo de 67.211 pesetas con 0,9 céntimos.

Otras obras importantes que muchos hemos visto realizar han sido el colegio de Azordoiaga y la cubrición del arroyo desde el colegio hasta la carretera general.

las lluvias torrenciales del año 1983 azotaron fuertemente a los barrios de lrauregi y Alonsotegi, ocasión en la que se pudo compro­bar la gran solidaridad de todos los vecinos de uno y otro lado del Kadagua, la estimable colaboración de personas que vinieron de fuera y el buen hacer, como era de esperar, del Ayuntamiento de Barakaldo.

Se pueden apuntar también como logros en instalaciones deporti­vas, el campo de fútbol Errota, el campo de fútbol de Arbuio, gracias al tesón y desvelos de sus vecinos, y el Frontón Municipal cubierto, junto a la iglesia de San Bartolomé.

Existen, sin embargo, muchas deficiencias que están en la mente de todos los componentes del nuevo Ayuntamiento y que están reclamando los vecinos, deficiencias que poco a poco han comenza­do y continuarán solucionándose en la medida de las posibilidades.

José Martínez Abascal

2 Respuestas

  1. andoni Grijalba dice:

    Tengo unas dudadas que nadie me soluciona , en el censo de 1901 aparece empadronado mi bisabuelo y mi abuelo es en Irauregi nº 23, por mas que busco no se si la casa existe hoy en dia o ya no, quisiera poder saber para hacerme una idea , pues me comentan que Irauregi llegaba hasta Mebunic, +/-. gracias por
    su colaboracion

  2. Eneko dice:

    Hay algún email en el que poder contactar con Ezagutu Barakaldo?

    Gracias, y un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *